Sitio dedicado a la difusión de la Defensa Personal Policial

TECNICAS Y TACTICAS DE INTERVENCION POLICIAL

03.03.2012 02:29

 

TECNICAS Y TACTICAS DE INTERVENCION POLICIAL:

Procedimiento Policial

CONCEPTO GENERAL: Como regla general por "procedimiento" se entenderá a las normas que regulan las actuaciones de los organismos jurisdiccionales, sean estos civiles, penales, administrativos, etc.-La jurista Vincent lo define como "el conjunto de formalidades que deben ser seguidas para someter una pretensión a la justicia".-

En nuestro caso denominamos procedimiento Policial, a todos los actos que el funcionario realiza en el ejercicio de sus funciones, es la actividad del policía dentro del marco legal vigente que regula su actividad como permanente auxiliar de la justicia.

Es cierto que no hay un procedimiento igual a otro, a pesar de que en muchos guardan similitudes, abarcando un amplio espectro de conflicto que se generan en la sociedad, lo que originan acciones estratégicas de exclusiva planificación policial conocidas como Operativa Policial.

Esto infiere en que en la Operativa Policial, no existan reglas rígidas de actuación, estableciéndose únicamente patrones básicos de operación, que son extraídos de la experiencia, el sentido común y la lógica, brindando al policía una de las herramientas que profesionalizan su trabajo haciendo más seguro su proceder en pos del resguardo de su integridad, la de terceros y del o los intervenidos, actuando bajo los principios de legalidad, proporcionalidad y respeto a los derechos humanos.

 

Defensa Personal Policial:

Concepto y Generalidades.

Tras un análisis de los conocimientos aprehendidos y asimilados, teniendo en cuenta el bien jurídico perseguido, es que uno de los factibles aciertos que hacen relación a la Defensa Personal Policial la definirían como: El conjunto o bagaje de Técnicas Defensivas y de reacción, que se emplean, reguladas por las normas jurídicas legales en vigencia y capacitan al funcionario policial para el cumplimiento de su misión, cuando deba aplicar el uso de la fuerza, que le permita neutralizar, reducir y conducir detenido a un sospechoso, sin ocasionarle daño físico o en su defecto el menor posible y así ponerlo a disposición de la justicia, respetando su dignidad y los Derechos Humanos aplicados a la Función Policial.

Este precepto puede extenderse en virtud de la situación y finalidad que el funcionario de a las técnicas aprendidas.

Con la Defensa Personal Policial, lo que se busca, es capacitar al Funcionario Policial, para que en el cumplimiento de su deber se desenvuelva con naturalidad y firmeza, seguros de si mismos y de que lo que saben es innato a ellos y efectivo en el campo real del procedimiento policial, acorde a las exigencias sociales y jurídicas de la actualidad.

 

GENERALIDADES:

La Defensa Personal Policial busca capacitar al Funcionario Policial para que se desenvuelva con naturalidad y firmeza al cumplir su función, seguros de sí mismos y de que lo que saben es innato a ellos y efectivo en el campo real del procedimiento policial, acorde a las exigencias sociales y jurídicas de la actualidad. Los métodos que se emplean en la enseñanza y aprendizaje de las Técnicas de Defensa Personal Policial, difieren de los de las Artes Marciales y Deportes de Combate, en lo atinente a los contenidos pedagógicos, nutriéndose de muchos grupos técnicos de éstas Artes Marciales, pero con otro fundamento.

Los conocimientos son extraídos de las Artes Marciales, llevándoselos al máximo grado de eficacia posible, ajustándose a la normativa legal vigente y al respeto a los Derechos Humanos, capacitando al Funcionario Policial, con técnicas específicas que le brindan seguridad y ayudaran al resguardo de su integridad, dándole una herramienta de trabajo eficaz, dentro del marco legal al que debe circunscribirse su accionar. Las técnicas que se emplean, deben ajustarse a Derecho, al principio de Gradualidad en el uso de la fuerza, resultado de una capacitación profesional y eficaz al momento de su utilización.

El Sistema de Defensa Personal Policial, no debe ser concebida tan solo como la materia de un curso que debe ser aprobada por los alumnos de cada instituto, sino que debe ser un entrenamiento permanente, que servirá, no solo para el mantenimiento de su forma física, sino para la mejora constante de su potencial técnico, que le permitirá en todo momento reaccionar, repeler y controlar una agresión en cualquier circunstancia y lugar.

 

El Autocontrol

Las Técnicas de Defensa Personal Policial, son especificas a la tarea diaria del funcionario policial, que constantemente mantiene contacto con la sociedad, que en éstos días está muy convulsionada por los desórdenes sociales y la creciente delincuencia, cuyos sujetos activos son más agresivos y no solo acciona con ataques a manos libres, sino también con elementos punzantes, cortantes y contundentes, llegando a los extremos de la utilización de armas de fuego, presentando divergentes particularidades en las que el Funcionario Policial tiene latentes posibles resistencias o agresiones, por lo que deben prepararse para actuar utilizando un medio profesional, apto y eficiente, seguro y disuasivo, teniendo en cuenta los principios de Interceptar, neutralizar, reducir y trasladar.

No se debe canalizar o enfocar la enseñanza y el aprendizaje, con el fin de preparar al funcionario policial para una pelea callejera, sino para evitarlas, no se debe llegar a éste tipo de contienda, controlando la situación en el menor tiempo posible, de forma resolutiva, con la serenidad necesaria y la determinación suficiente, logrando la asimilación de los conocimientos mediante la práctica continua, a efectos de actuar con la confianza imperiosa, que hace a la eficiencia de su trabajo, cada vez que la sociedad y la ley lo requieran. Todo funcionario Policial debe tener el suficiente autocontrol, para llevar a buen término la resolución de un procedimiento. Este autocontrol es de vital importancia para mantener la calma y sobreponerse a las situaciones de peligro, individuales o colectivas, de pánico, de miedo, ansiedad, garantizando una actuación clara, racional e inteligente.

Aspecto Psicológico.

Hay que tener en cuenta el aspecto psicológico en la aplicación de las T.D.P.P., ya que en la actualidad la sociedad esta convulsionada y somos permanentemente agredidos, por lo que el sistema de defensa que es más propicio, es aquel que mejor prepara al practicante, para defenderse de agresiones que hallare en el ambiente donde lleva a cabo su tarea. Hay medios más sutiles que la agresión física y son las agresiones psicológicas, que se presentan de variadas maneras y ocasionan daños graves en el que es víctima de ellas.

El hombre actual está perdiendo su identidad, se deja llevar manipulado por los avances sociales y tecnológicos, vive confundido en un mundo de producción y consumo y no solo eso, sino que se nos dicta también el cómo pensar, llegando al punto del porque o para que vivimos, resultando la conformación de una creciente sociedad sin valores, donde lo único válido es lo que se pueda negociar. Los grandes grupos de poderes económicos, políticos o religiosos entre otros, tratan con mayor ahínco de manipular al hombre en detrimento de su propio beneficio, sin importarles lo que le suceda, que como individuo vive cada vez más estresado, angustiado, con ansiedad y grandes depresiones, perdiendo e lazo con la vida plena y armónica que los hace seres humanos. Esto genera que el hombre moderno, en su desenvolvimiento dentro de una sociedad convulsionada, sea más agresivo y su aptitud o capacidad psicológica, elemento fundamental, lo hace más propenso a ocasionar o impeler agresiones psicofísicas. Ante ello es que el funcionario debe tener como se citó precedentemente, el suficiente Autocontrol, para resolver sus propias crisis emocionales, sin que éstas afecten el desarrollo de sus actividades para el cumplimiento de su deber.

El funcionario, debe amen de tener autocontrol, estar templado en su carácter, ya que además de las posibles agresiones físicas, será víctima de las psicológicas, ya sea mediante insultos, degradaciones o negaciones, entre muchas otras y si no posee las cualidades señaladas, se vería desbordado y se saldría fuera de su control el procedimiento que está llevando a cabo, pudiendo en ocasiones desembocar en resultados no deseados o perjudiciales para él o el fin perseguido. El Espíritu o carácter templado de un Funcionario Policial, es aquel que mantiene la armonía y coayuda a direccionar las acciones que se realizan para lograr el objetivo que se busca, pese a los avatares que obstaculicen el correcto desempeño de sus funciones y sumado al autocontrol, generan la disciplina necesaria para lograrlo, demostrando la profesionalidad y eficacia que posee.

 

 

Entrenamiento y Preparación Técnica de la Defensa Personal Policial

Con la continua practica de las T.D.P.P., se prevé el más óptimo aprovechamiento técnico que cada funcionario, acorde a sus cualidades o capacidades, pueda darle a todas las partes del cuerpo como medio de defensa y ataque, buscando a la vez los puntos vulnerables del agresor, para su más rápida y mejor neutralización, sin ocasionarle daño, a través de la aplicación de las T.D.P.P., que han sido estudiadas y medidas a fin de evitar cuestionamientos de orden legal.

Hay que tener en cuenta que la preparación debe ser intensiva e insistente, a los fines de que éste al novel de las exigencias de una sociedad cada vez más agresiva y violenta la formación debe ser integral, atenta a las predisposiciones psicológicas del ser humano, ara ir cubriendo las carencias con esfuerzo y trabajo, acorde a problemas tales como la falta de actitud, pasividad, impotencia y gran inseguridad ante situaciones conflictivas, que nos dan pautas sobre las que se debe trabajar a los fines de lograr la más óptima capacitación del funcionario policial.

Al entrenar las T.D.P.P., el funcionario, debe ser capacitado para cumplir sus funciones utilizando un medio profesional, apto y eficiente, seguro y disuasivo, asimilando las técnicas que deba aplicar, con confianza, seguridad y eficiencia, cuando realmente sean necesarias, utilizando como instrumento todas las partes del cuerpo.

En cuanto a las exigencias físicas, el funcionario policial tiene que prepararse a conciencia en lo relacionado a su desarrollo, no importando la masa muscular, sino la potencia velocidad y resistencia aeróbica y anaeróbica, la flexibilidad y coordinación psicomotris, englobándose todo ello en un plan de ejercicios que debe ser diseñado por profesionales de la materia (Profesores de Educación Física), cuyos beneficios deben ser dirigidos no solo al logro de la salud o estética corporal, sino en su forma específica a la adquisición de habilidades o aptitudes que contribuyan a un mejor y más rápido aprendizaje , asimilación y desenvolvimiento de las T.D.P.P.

A su vez las T.D.P.P., aumentaran amen de las condiciones físicas ya adquiridas, la capacidad refleja, coordinación y combinación del movimiento, proporcionándonos un mayor campo de acción con buen balance o equilibrio, junto a la utilización de energía dinámica, suscitándose ello cuando todo nuestra fuerza o poder corporal, se concentra en un punto del espacio.

Las combinaciones de las técnicas y modelos básicos, desarrollan agilidad y habilidad para cambiar de movimiento, manteniéndose el poder de concentración para lograr el fin concreto que persigue la consecución de procedimiento policial.

 

 

Características de las Técnicas de Defensa Personal Policial

  1. No es un Arte Marcial, pero tiene fundamento propio

  2. Incorpora conceptos y tácticas de interacción ajenas a las artes marciales y disciplinas de combate.

  3. Técnicas legales.

  4. Simples.

  5. Eficaces.

  6. Demandan porco estado atlético, pero necesitan un acondicionamiento específico.

  7. Método propio y uniforme.

  8. Las técnicas se adaptan acorde a las capacidades y aptitudes del practicante.

  9. Desarrollo continuo de los sistemas, métodos y eficacia de sus técnicas.

© 2011 Todos los derechos reservados.

Crear tienda online Webnode